nocomments

PicsArt para Windows: la mejor herramienta de edición fotográfica

El elevado coste de algunos programas útiles para la creatividad, como los destinados a la edición fotográfica, puede convertirse en un obstáculo. El arte y el ocio, entendidos como válvulas de escape humanas, deberían gozar de una libre accesibilidad. Como la app de edición fotográfica PicsArt. Un modo distinto, gratuito y profesional de enfocar la edición fotográfica.

Contra el encarecimiento tecnológico

A medida que la tecnología avanza y se sublima, el encarecimiento de sus productos se incorpora a su necesidad de reinversión y perfeccionamiento. Una consecuencia más que obvia, teniendo en cuenta que la investigación que existe detrás de ella requiere de mucho esfuerzo y grandes dosis de talento. El mundo de la informática, por su parte, no se aleja en absoluto de dicha reacción. Los ordenadores son hoy potentes máquinas que casi lo pueden todo. Y, por ende, hacerse con un buen programa con el que llevar a cabo una actividad que requiere de una fuerte base, es caro.

No obstante, y gracias al desempeño de muchos otros programadores talentosos, el mercado del software ofrece competitivas aplicaciones gratuitas con las que hacer frente a los programas estandarizados. Es el caso de PicsArt Windows, una aplicación de edición fotográfica profesional y muy versátil con más de 250 millones de descargas. Un programa gratuito con el que excavar en la creatividad para extraer de ella una fotografía del arte que la identidad encauza.

A pesar de que el puritanismo de las grandes empresas establecidas siempre situará sus productos originales como timón y rumbo de toda empresa, no deben desdeñarse jamás las aplicaciones gratuitas. Hoy en día, el océano de posibilidades que ofrece el ingenio y la creatividad de muchos creadores de software encuentra una vía sin costes, capaz de competir con la colosal oligarquía de los programas dominantes. PicsArt es un ejemplo de ello. Cuyas potentes prestaciones permiten acceder a la profesionalización de la edición fotográfica de un modo sencillo, dinámico y gratuito.

PicsArt: La democratización de la edición fotográfica

editor PicsArt

A menudo, el renombre de una gran marca profetiza un abusivo desembolso que, quizá, se excede de lo que un usuario amateur demanda. Si bien un programa fotográfico de mucho prestigio admite un gran detalle en su edición, no siempre es necesario para todo el mundo disponer de tanta precisión. Del mismo modo, si ello es contemplable a largo plazo, las aplicaciones como PicsArt pueden servir de iniciación al universo de la edición fotográfica. Una antesala con la que hallar el propio estilo, arrojarse a la experimentación y, sobre todo, disfrutar de una edición fotográfica de calidad.

PicsArt es un programa de edición que va mucho más allá de los filtros de fotografía convencionales. Bajo un sencillo manejo, centrado en la intuición frente al profundo conocimiento de la técnica fotográfica al entrar en el laboratorio informático, esta app ofrece desde efectos de luz y eliminación de fondos, hasta editores de texto y generadores de memes. Unas herramientas de edición aplicables a toda fotografía, abiertas a todo tipo de usuario y que, además, brindan la posibilidad de congregar distintas imágenes en un cuidadoso collage. Un todo en uno destinado a explotar la creatividad del fotógrafo que subyace en todos.

Además, PicsArt permite también la posibilidad de editar vídeo, aumentando así su bagaje técnico y su universalidad creativa. Añadiendo, para quienes priorizan el dibujo sobre la fotografía como arte puro, distintas herramientas de dibujo personalizables con pinceles avanzados para dotar de una pátina ilustrativa los dibujos. Y por si fuera poco, PicsArt cuenta con diferentes retos diarios a fin de fomentar la inspiración del usuario. Una aplicación didáctica y completa con la que despertar una de las pasiones más acérrimas del ser humano: el arte de la fotografía.

La cultura y el ocio como celebración de la vida

La voluntad de congelar los instantes y hacerlos trascender el canal bidireccional que va desde la retina hasta el cerebro y la memoria es inherente a la historia humana. El arte pictórico ha significado un modo de hacer del tiempo un portal al que poder viajar en cualquier momento. La fotografía, por su parte, ha querido desde sus inicios bañar de más veracidad la inmortalización de los eventos del mundo. Arraigada en su génesis a un espíritu documental y casi fotoperiodístico que ha encontrado, mediante la edición, una válvula de creatividad muy preciosa.

Existe un estrecho vínculo entre la imagen real y lo que de ella interpreta la identidad de quien la observa. La edición, por lo tanto, consiste en dotar a esa realidad del significado personal que su análisis otorga. PicsArt no es más que un modo de anclar a toda imagen que el ojo guarda y la cámara captura las pinceladas de la propia esencia. Junto a ello, la democratización gratuita de los programas que permiten liberar la creatividad y acceder a la cultura y el entretenimiento es toda una celebración de la vida. Y con ello, una celebración de lo que nos hace ser quien somos.

Deja tu comentario