nocomments

La educación sólo se transforma: del aula presencial a la formación online

Junto con la digitalización de las empresas de productos y servicios, el ámbito educativo se sumó con fuerza a la transformación digital. Hoy, podemos encontrar todo tipo de cursos oficiales en la red. Y para ampliar su envergadura hace falta firmas como Media Interactiva para garantizar su eficacia.

Camino a la transformación digital

Poco a poco, son más las empresas que han entendido la necesidad de digitalizar sus negocios para alcanzar un segmento de público más amplio. Y no sólo eso, dado que ciertas vicisitudes contextuales, como la actual pandemia de la Covid-19, también han demostrado la necesidad de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo del cliente. En esta etapa, dependientemente vinculado a la red para obtener de ella recursos mediante los que agilizar sus muchas actividades, que van desde la mera compra de productos hasta la gestión de un trámite bancario o la consulta con el médico. Motivo por el que, hoy en día, la presencia en la red nos hace destacar.

En ese sentido, empresas como Media Interactiva contribuyen a impulsar a la llamada transformación digital en la educación, erigiéndose líderes en diseño institucional y software educativo tras una década avanzando en el sector. Un alcance que guarda especial relación con el bienestar de sus trabajadores, destacando en las opiniones sobre media interactiva cualidades como su rápida maduración y crecimiento como la constante apuesta por sus trabajadores, considerándola “una empresa que no te va a dejar en la estacada”. Todo eso, además, y durante el duro decurso del coronavirus en el país y el mundo, galardonada con el Premio Nacional Empresa Flexible 2020.

Media Interactiva: humanidad y compromiso

Junto con la digitalización de muchas empresas que han visto en Internet un vergel de infinitas posibilidades para ampliar su cartera de clientes, otros sectores de la sociedad se han adscrito al universo virtual. Aunque habiéndose gestado durante largo tiempo con los primeros ordenadores en el aula, la popularidad del e-Learning se ha impuesto ante los canales de formación convencionales. Bajo la propuesta de poder aprender y reforzar lo aprendido en cualquier momento y lugar, tanto instituciones escolares, académicas y universitarias como centros formativos de toda índole tienen ya una mayor presencia en Internet.

En su carrera por situar España en el mapa del sector, Media Interactiva ha persistido en su crecimiento ampliando también sus servicios y herramientas. Hasta ahora, entrenando la friolera de más de 400.000 personas alrededor del globo mediante partners como Microsoft o Adobe y con una envergadura que, según especifica el grupo, va “desde la alfabetización digital en la escuela hasta la formación en los últimos desarrollos de software que demandan los profesionales en las TIC”. Asimismo, y como bien remarcan sus trabajadores en la red, características que han dotado la empresa de un mayúsculo crecimiento tanto personal como profesional.

Cuanto a su labor, algunas opiniones sobre Media Interactiva versan no sólo sobre su filosofía laboral, sino también sobre su compromiso con el mundo. Destacando entre los muchos comentarios su responsabilidad social, centrándose en solucionar los problemas donde puede intervenir, constatando un férreo y persistente énfasis en la digitalización de la educación. Un nuevo modo de entender el trabajo profesional desde dentro y desde fuera y que, con una plantilla de casi un centenar de personas, cuyos fundamentos son la superación, la integridad y el desarrollo personal de las personas. Un perfecto equilibrio entre el ser y el hacer.

La relatividad formativa

Como se ha mencionado, la importancia de la transformación digital en cualquier empresa que se precie hoy en día es también de vital relevancia en la educación. Cada vez son más los menores que emplean Internet a diario, sea tanto en relación al ocio como a la búsqueda de información y aprendizaje que se establece en cualquier institución educativa. Lejos van quedando ya el papel y los pesados libros, así como las clases presenciales, como bien lo patentan cualquier experiencia universitaria de nuestra contemporaneidad o incluso la distancia presencial en el aula bajo el asedio del virus. Hoy las bifurcaciones de Internet son una perfecta bendición.

Mientras operamos en Internet bajo criterios formativos, nuestros horizontes se abren a todo tipo de disciplinas, pudiendo encontrar en el laberinto de la red desde tutoriales sobre informática y electricidad hasta biología, arte e ingeniería. Una era donde la ubicuidad educativa se relativiza, dado que tanto podemos acotarnos a las lecciones de un centro como complementarlas luego en casa. Por ello, apostar por medios como los que propone el e-Learning se ha convertido en una de las más apremiantes necesidades de la educación moderna. Un momento donde el alumno puede al fin coger las riendas y decidir sobre su futuro.

Con empresas como Media Interactiva, cuyas opiniones internas y externas sacan de cualquier atisbo de duda su compromiso, pudiendo proyectar en el futuro una mejor y atinada transformación digital que, finalmente, consolide la democratización del acceso a la información que propuso Internet en sus inicios y corroboró en adelante. A todas luces, una oportunidad única para preservar y ampliarla salud de la formación en cualquier sector y ámbito con todas las garantías y ventajas. Porque, a fin de cuentas, todo cuanto aprendemos a lo largo de la vida es lo único que nos queda.

Deja tu comentario